Pepe Orihuela La Web de Pepe Orihuela
29
03-2013

Acerca de Ana Karenina

Este miércoles he asistido al pase de la última versión de Ana Karenina, largometraje que me ha sorprendido gratamente por la originalidad con que el Director Joe Wright ha afrontado la recreación de este clásico de la literatura universal. Ante todo me parece muy acertada la conversión de los espacios fílmicos en una tramoya teatral -impecable trabajo escenográfico de Katie Spencer-, pues además de la fuerza dramática que imprime a la historia -junto con la magnífica fotografía de Seamus McGarvey- permite ritualizarla hasta lograr elevarla a la categoría de clásico al modo en que lo son las representaciones de Sófocles. Se logra de esa forma que un tema evidentemente obsoleto en cuanto a su vigencia social (el del divorcio y la infidelidad conyugal), al menos en los países donde más han avanzado los derechos civiles y la mentalidad librepensadora, se reconvierta hasta generar un asunto de vigencia universal y válido para todos los tiempos: la concepción del amor romántico como vía de escape para alcanzar la felicidad a pesar de las contradicciones vitales y sociales en que los sujetos están inmersos.

Si es cierto que el cine es luz, música y diálogos, la extraordinaria banda musical de Dario Marianelli consigue de modo impecable narrarnos por sí misma los entresijos espirituales que asaltan a los protagonistas de la trama, apoyando de modo muy acertado la atmósfera lumínica a veces incluso opresiva y unos diálogos que tal vez pecan de falta de desarrollo en ciertos momentos de la película.

Por cierto, la actriz protagonista (secundada correctamente por los dos actores -Jude Law y Aaron Taylor-Johnson- que interpretan a los antagonistas masculinos, el marido y el amante) consigue a mi juicio la más soberbia interpretación que se ha realizado jamás de los momentos anteriores al suicidio. Y esto es ya decir mucho, pues en versiones anteriores de este remake actuaron entre otras Greta Garbo y Vivien Leigh.

Web diseñada por Rotulos Royman y funcionando con Wordpress